jueves, 30 de junio de 2016

Sociedad Española de Construcciones BABCOCK & WILCOX.- 1922

Sociedad Española de Construcciones BABCOCK & WILCOX.- 1922

   Una información que pretenda reflejar la pujanza alcanzada por la industria bilbaína, no sería completa si omitiéramos la reseña de los grandes talleres de construcciones metálicas y la fábrica de tubos de acero, sin soldadura, establecidos por la Sociedad Española de Construcciones Babcock & Wilcox, en el antiguo estuario de la ría de Galindo, próximo a Bilbao.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
 Vista panorámica de la Fábrica y Talleres, en Galindo (Bilbao).
   Es sabido que las especialidades a que se dedica esta Sociedad son, principalmente, las calderas acuotubulares, sistema Babcock & Wilcox; locomotoras para vía normal, vía estrecha y contratistas; grúas eléctricas de todas clases y potencias y tubos de acero, sin soldadura, estirados en caliente y en frío, y toda clase de accesorios para los productos mencionados.

   Las calderas acuotubulares Babcock & Wilcox, que están consideradas como el generador de vapor más económico y más seguro que jamás se haya construido, tienen su mejor elogio en que se están utilizando actualmente con resultados en extremo satisfactorios, no solamente en las Empresas más importantes de España, sino en las de todo el Mundo, y el hecho de que la mayor parte de estas Empresas han repetido sus pedidos, es una demostración evidente de la superioridad de estas calderas.

   Excede de 14.250.000 caballos la potencia de las calderas para instalaciones terrestres que se están utilizando en la actualidad.

   Las calderas para usos marinos han merecido la misma aceptación, y hoy pasa de la cifra de siete millones de caballos la potencia de las calderas marinas Babcock & Wilcox, instaladas en 500 buques de guerra y mercantes en todos los países del Mundo.

   La circunstancia de ocupar estas calderas un espacio sumamente reducido, su peso menor, su absoluta seguridad, el disminuir considerablemente los gastos de reparaciones, la propiedad de levantar vapor con rapidez y otras muchas ventajas que sería prolijo enumerar, justifican la preferencia en que se tiene a las calderas marinas Babcock & Wilcox, construidas para trabajar a las más altas presiones y para utilizar carbón y petróleo.

   Entre los buques de la Marina mercante española provistos de calderas Bobcock & Wilcox, citaremos los vapores Mar Blanco y Mar Caribe, propiedad de la Compañía Marítima del Nervión; Víctor de Chávarri y Fernando L. de Ibarra propiedad de la Sociedad Altos Hornos de Vizcaya; Capitán Revuelta, Lázaro, Joaquín de Piélago, V. Pujol y otros muchos más.

   La lista de las instalaciones terrestres españolas provistas de calderas Babcock & Wilcox ocuparía mucho espacio. Podemos afirmar que no hay una industria española de importancia que no utilice estas calderas. En las principales minas, fábricas de papel, refinerías de azúcar, fábricas de hilados, estampados y tejidos, fábricas de gas, instalaciones siderúrgicas y metalúrgicas, centrales de electricidad, estaciones elevadoras de agua, destilerías, carpinterías mecánicas, fábricas de municiones y en todas las demás industrias pueden verse funcionando satisfactoriamente las calderas a que nos referimos.

   Y es que, aparte de las ventajas que justifican la justa fama alcanzada por estas calderas, se construyen en varios tipos que se adaptan para quemar los más variados combustibles, con lo cual se puede generar vapor en condiciones muy económicas.

   Gracias al empleo de los cargadores mecánicos y a la disposición apropiada que se da a los hogares para adaptarlos a la clase de combustible que haya de utilizarse, pueden quemarse en las calderas Babcock & Wilcox, aparte de las clases de carbón corrientes, lignito, briquetas, cok, así como madera, cascarilla de café, turba, desperdicios de las fábricas de curtidos, cascarilla de arroz, virutas, serrín, combustible pulverizado, gases procedentes de crematorios de basuras, bagazo, gases de hornos altos y especia mente el petróleo, para cuya utilización se construyen aparatos especiales.

   En cuanto a los recalentadores, baste decir que pasan de 27.000 los recalentadores sistema Babcock & Wilcox que se están empleando en la actualidad.

   De la misma manera, son numerosas las instalaciones de economizadores, calentadores de agua de alimentación, purificadores de agua, bombas de alimentación y toda clase de aparatos y accesorios empleados en las salas de calderas, que ha suministrado esta Sociedad a las instalaciones españolas y
portuguesas.

   La lista de las industrias que utilizan las calderas Babcock & Wilcox equivale a una relación de la industria ibérica, puesto que lo más importante de ella se está sirviendo de instalaciones generadoras de vapor, suministradas por dicha Sociedad.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
 Vista de la locomotora “Mastodonte” a la salida de los talleres de Galindo (Bilbao).
Locomotora: Tres cilindros de 0,520 metros de diámetro; diámetro de las ruedas acopladas, 1,560 metros;
 superficie total de calefacción, 225,40 metros cuadrados; peso de la locomotora en servicio, 88.000 kilos;
 peso adherente, 62.000 kilos; esfuerzo de tracción, 14.500 kilos;  longitud entre topes, 13,245 metros.
 Locomotora y ténder: Longitud entre los extremos de los topes, 23,230 metros.
    En cuanto a las locomotoras, están preparados los talleres para construir locomotoras completas de todas clases, y es evidente que con el concurso de esta Sociedad podrán resolverse de un modo satisfactorio problemas que, como los transportes terrestres, de tan vital interés son para la economía nacional por la decisiva influencia que ejercen en ella.

   Concienzudos estudios hechos por el personal técnico de esta Sociedad pusieron de manifiesto que las peculiares ventajas de la locomotora de tres cilindros y de simple expansión, utilizando vapor recalentado, es la que mejor se adapta a las condiciones que prevalecen en las vías férreas de la Península ibérica, en las cuales abundan, como es sabido, las pendientes largas y difíciles, siendo los trenes muy pesados y muy restringida la carga sobre los ejes.

   Hacía falta la prueba práctica sobre las mismas vías férreas en que hubieran de prestar servicio las locomotoras, y con tal objeto ha salido hace unos días de los talleres de la Sociedad una potente locomotora, con su ténder, tipo 4-8-0, o sea de cuatro ejes, acoplados con carro giratorio delantero de dos ejes y ténder, con doble carro giratorio. La potencia de esta locomotora es muy superior a la de los otros tipos empleados en las líneas del Norte y M. Z. A.

   Aparte de las locomotoras de gran potencia, construye esta Sociedad toda clase de locomotoras para ferrocarriles secundarios, puertos, minas, instalaciones metalúrgicas y siderúrgicas, fábricas de gas, contratistas, etc., cualquiera que sea el ancho de las vías.

   Las más importantes Empresas ferroviarias españolas han confiado a esta Sociedad la reparación de locomotoras y ténders de otras fábricas, entregándolas en tal estado, a causa del mucho tiempo en que prestaron servicio, que las reparaciones casi equivalen a construirlas de nuevo.

   La misma superioridad demostrada por las calderas Babcock & Wilcox en la generación económica y segura del vapor, la están demostrando las grúas eléctricas construidas por dicha Sociedad para el manejo de toda clase de cargas.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
 Vista de la parte posterior de la nave de herrería, forja y estampado.
   A las muchas ventajas que poseen estas grúas sobre las similares, hay que añadir el dispositivo patentado de pluma articulada, cuya construcción es privilegio exclusivo de dicha Sociedad, por lo cual ningún otro constructor de grúas, nacional o extranjero, puede utilizarlo.

   Con las grúas de pluma articulada se evita el lento y enojoso trabajo de subir o bajar la pluma cuando está cargada, y no hay que izar o bajar la carga para efectuar el movimiento de traslación en sentido horizontal, como ocurre con las grúas de pluma rígida.

   La articulación que tiene la pluma en su extremo superior es la que realmente hace este movimiento, al oscilar verticalmente en combinación con otro movimiento armónico del resto de la pluma. De este modo se mueve la carga en sentido horizontal con absoluta seguridad, con una velocidad mucho mayor y con la vigésima parte del consumo de fuerza con que lo haría otra grúa cualquiera de pluma rígida si tratara de efectuar el mismo trabajo. Es decir, que la grúa de pluma articulada puede realizar mayor trabajo con menor gasto de fuerza.

   La pluma articulada y su mecanismo de equilibrio pueden aplicarse a los diferentes tipos de grúas que construye dicha Sociedad, cualquiera que sea su fuerza motriz; las cargas se mueven con la mayor velocidad y con una seguridad absoluta.

   La capacidad del mecanismo es prácticamente ilimitada y no sólo se emplea con resultados satisfactorios en las grúas de pluma, sino en las cabrias de trípode, pues se han construido para estas cabrias mecanismos capaces de manejar cargas de 100 toneladas.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
 Vista del taller de montaje de calderas.
   Las principales ventajas de la pluma articulada son:
Ahorro de tiempo y de fuerza, garantizando una absoluta seguridad en el manejo de mercancías.
Traslación de la carga en sentido horizontal o sea en línea recta, desde el radio máximo al mínimo de la pluma, sin que haya necesidad de servirse de un sistema complicado de cables y poleas para efectuar esta operación. El cable de elevación va directamente desde el tambor a la pluma, y no tiene que dar vueltas por poleas intermedias, que por aumentar el rozamiento destruyen su eficacia y acortan su vida.
Equilibrio perfecto de la pluma con carga o sin ella.
La fuerza motriz necesaria para accionar la pluma es únicamente la que se precisa para mover la carga. Se economiza el 95 por 100 de fuerza en el movimiento de traslación horizontal, por estar equilibradas la pluma y la carga por medio de un contrapeso de radio variable, resultando que la única fuerza motriz necesaria para efectuar el expresado movimiento es la que se precisa para vencer la fricción de los órganos en contacto, que es muy pequeña.
La velocidad del cambio de radio para efectuar el movimiento de traslación es constante en su recorrido, excepto al acercarse al radio máximo o mínimo en que ésta disminuye, con lo cual se facilita la parada y se reduce notablemente el movimiento pendular de la carga suspendida, evitándose el peligro que ofrecería en otro caso el manejo de la carga cuando hiciera mucho viento.
El funcionamiento de la pluma es seguro. El cambio de radio es independiente de otros movimientos, y mientras se efectúa la traslación de la carga es imposible que ocurra ningún trastorno o avería a causa de alguna imprudencia o descuido.

   En Junio de 1921 estaban funcionando 56 grúas de pluma articulada en el puerto de Londres, y se estaban instalando otras 26 grúas más del mismo tipo. El hecho de que solamente en el puerto de Londres haya 82 grúas de pluma articulada, es el mejor tributo que se puede rendir a la eficacia de este principio que dicha Sociedad ha aplicado por primera vez a las grúas. Por otra parte, el Ministerio de la Guerra británico tiene en servicio 12 grúas de esta clase, de 10 toneladas; dos, de ocho toneladas; otras dos, de cinco toneladas; una, de cuatro toneladas, y tres, de tres toneladas. En el puerto de Dower hay cinco grúas de ocho toneladas y dos de cuatro toneladas.

   Ocuparía mucho espacio la enumeración de las grúas dé pluma articulada que están funcionando satisfactoriamente en las principales instalaciones del Mundo, y sólo añadiremos que en 1920 se han instalado dos grúas de pórtico de pluma articulada y tres toneladas de capacidad en el muelle Reina Victoria Eugenia del puerto exterior de Bilbao, siendo destinadas al servicio de los grandes almacenes de mercancías del Depósito Franco de Bilbao.

   Otra especialidad de esta Sociedad es la construcción de grúas-puente eléctricas para Factorías, fundiciones y talleres de todas clases, siendo notables los tipos de grúas para manejar metal fundido, y los de pluma colgante muy a propósito para los almacenes y tinglados de mercancías de las estaciones ferroviarias. Se construyen también grúas de pluma rígida, montacargas, cabrestantes, tornos, etc.

   También se construyen en los expresados talleres transportadores mecánicos de bandeja o de tablero metálico y elevadores de cangilones, muchos de los cuales se pueden ver funcionando en las principales industrias del país. La relación de los aparatos para el manejo económico de materiales en que está especializada esta Sociedad ocuparía un espacio excesivo, y hemos de limitarnos, por tanto, a citar los aparatos para la descarga de vagones, los ferrocarriles automáticos y tranvías aéreos, de todo lo cual facilitará una descripción detallada cualquiera de las oficinas que dicha Sociedad tiene establecidas en Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla y Lisboa.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
Vista general de la fundición de hierro.
   La fabricación de tubos de acero estirado, sin soldadura, que no existía en España hasta que la implantó esta Sociedad estableciendo una fábrica moderna a la altura de las mejores extranjeras, es completamente distinta a la fabricación relativamente fácil de los tubos forjados, soldados a solapa o a tope.

   Los tubos de acero sin soldadura, estirados en caliente en frío, que de las dos maneras los está construyendo la fábrica de Galindo, no tienen junta alguna longitudinal y se fabrican en tamaños mucho más largos que los demás tubos forjados.

   La rapidez realmente notable con que se efectúa la fabricación, gracias a lo perfeccionado de las máquinas y a la destreza del personal especializado en este trabajo, permite producir tubos de acero, sin soldadura, tan buenos como los mejores extranjeros y en condiciones realmente económicas.

   Actualmente se fabrican tubos para calderas multitubulares, para calderas de locomotoras y calderas cilíndricas escocesas, y, en general, para todos los generadores de vapor, así como también para recalentadores, condensadores, refrigeradores, conducciones de vapor y del escape, conducciones de gas y de agua a alta presión, tubos para sondeos y para la gran variedad de aplicaciones a que se prestan los tubos de acero sin soldadura, indispensables en muchas industrias. Pueden citarse los tubos de sección rectangular o poligonal entre las diferentes formas, de los cuales está construyéndose actualmente una partida importante para cargadores de pistolas.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CONSTRUCCIONES, BABCOCK & WILCOX.
Vista general de los talleres.
   Este es, en líneas generales, un resumen de lo que significa para la industria española esta nueva Sociedad, y como es manifiesta la necesidad de encontrar en el propio país a precios moderados y cortos plazos de entrega los aparatos y otros materiales que se están pagando caros en el Extranjero y se reciben tarde y no siempre en buenas condiciones, la industria nacional es la que más se beneficiará con estas iniciativas, que la permitirán redimirse de la tutela extranjera.


Publicado en Abril de 1922 en EL FINANCIERO.



miércoles, 29 de junio de 2016

Compañía Anónima Basconia.- 1922

Compañía Anónima Basconia.- 1922

   Esta importantísima Sociedad, establecida en Bilbao desde el año 1893, es la segunda industria siderúrgica y metalúrgica de España.

   De su extraordinario desarrollo son testimonio irrecusable el constante impulso que ha ido adquiriendo, debido a exigencias de su clientela y el gran empuje que han ido tomando los negocios a que se dedica, que fueron siempre orientados y sostenidos por la acertada dirección de la misma y el competentísimo celo de sus administradores, que han hecho, y con justicia, que se coloque a la cabeza de las entidades similares; que sea preferida y mimada por la selección y cuidado de los artículos que fabrica y que goce en el mundo de los negocios del crédito y de la consideración a que son acreedoras las Compañías que dedicadas con asiduidad y escrúpulo al fin social que determinó su creación, han sabido a fuerza de trabajo llegar a imponerse por la bondad de sus productos y por la seriedad en el cumplimiento de sus deberes.

COMPAÑÍA ANÓNIMA BASCONIA.- Vista general de la fábrica.
   Creemos que no solamente debe ser un motivo de orgullo el contar entre nuestras industrias ésta de tanta importancia y necesidad para los pueblos, que con condiciones de capacidad entre sus hombres cuentan además con los elementos y primeras materias para poder rivalizar con los extranjeros por su importancia y por la moderna maquinaria y procedimientos empleados en la fabricación de sus productos, sino que también cumple altos fines si queremos conseguir de veras la emancipación económica que España necesita para poder producir, y bastarse a sí propia, siendo innecesarias las importaciones extrañas, que vienen siendo, y con razón, la pesadilla de los hombres de negocios, que dedican con plausible espíritu patriótico sus energías, sus desvelos y sus capitales a hacer de España una patria grande y envidiada, ya que le sobran elementos para alcanzar este loable fin.

   Y si es motivo de orgullo para los que dan vida a estas Empresas, ellas honran la región donde se implantan, y con justicia Bilbao, centro de estas potentes Sociedades, donde el espíritu mercantil y de grandes empresas tiene su principal asiento, ha de sentirse halagado al alcanzar en su suelo cuanto pueda ser admiración de propios y extraños.

   A estas Sociedades no se les puede ni se les debe regatear en ningún momento la necesaria protección, ya que nadie puede desconocer que devuelven multiplicadas a la economía social del país las ayudas que reciben.

   Da idea del desenvolvimiento adquirido por la Basconia el que su primitivo capital fue de 1,50 millones de pesetas, representado por 3.000 acciones de 500 pesetas nominales; se amplió más tarde a seis millones, en 12.000 acciones; posteriormente a siete millones de pesetas, dividido en 14.000 acciones, y por último, en 1913 se emitieron 5.000 acciones preferentes, al portador, de 500 pesetas cada una, que más tarde fueron convertidas en ordinarias, siendo, por tanto, el capital actual de 9.500.000 pesetas en acciones y 5.305.000 pesetas en obligaciones, contando con 12.100.000 pesetas en fondo de reserva.

   Entre la variedad de productos que elabora y transforma, merecen especial mención los siguientes:
Lingote al carbón vegetal, fabricación de acero Siemens-Martín, tochos, palanquilla, llantón, hierros comerciales y fermachine, chapa negra pulida, en calidad dulce y extra dulce; chapa comercial dulce, en tamaños corrientes y especiales; especialidad en chapa gruesa para construcciones navales, bajo la inspección del Lloyd's Register y Bureau Veritas; chapa aplomada y galvanizada, fabricación de hojalata, cubos y baños galvanizados, palas de acero, remaches y sulfato de hierro, grandes talleres de construcciones metálicas, montaje de puentes, armaduras, postes y toda clase de construcciones en cualquiera dimensión y peso, tuberías de chapa forzada para saltos de agua, vagonetas para vía Decauville, grúas eléctricas y aparatos de elevación y transporte.

   La última Memoria que tenemos a la vista, que es la correspondiente al ejercicio de 1920, menciona que dentro de las dificultades que en términos generales afectaron a todas las industrias funcionó con bastante regularidad, permitiendo atender debidamente a las importantes demandas de los diferentes productos que fabrica, a pesar de la grave crisis del mercado consumidor, que como es lógico suponer, puesto que no podía ser una excepción, le afectó, provocada por la menor demanda de su clientela, debido principalmente a las importaciones de productos similares procedentes de naciones cuya moneda se hallaba depreciada.

   El negocio se animó a primeros del año 1921, debido a la publicación del arancel provisional de Mayo último.

   La fábrica está valorada en 19,30 millones de pesetas.
  
   Entre las mejoras llevadas a cabo figuran los nuevos talleres de construcciones metálicas; se adquirió el utillaje necesario para la fabricación de toda clase de tuberías de chapa, y especialmente para las destinadas a saltos de agua, con cuyo motivo se reformaron las instalaciones de estos talleres, ampliándolas con una nave de 22 por 70 metros.

   Se amplió también la fábrica de hoja de lata, efectuándose reformas en los trenes en consonancia con las necesidades que la fabricación de este producto requiere, y se adquirió material fijo y móvil con el fin de facilitar los transportes, tanto en el interior de la fábrica como en el servicio a los ferrocarriles que enlazan con la misma.

   Se terminaron los talleres de carpintería, cubos y baños, introduciendo algunas mejoras en los mismos.

COMPAÑÍA ANÓNIMA BASCONIA.- Central temo-eléctrica de 1.500 kilowatios.
   Para evitar la irregularidad de la falta de energía eléctrica, especialmente en las épocas de estiaje, lo que traía como consecuencia un mayor costo en los productos fabricados, adquirieron del Extranjero una Central Termo-Eléctrica de 1.500 kilovatios de potencia, con lo que atiende a todos los servicios de la fábrica en condiciones que aseguran el buen funcionamiento de sus talleres.

   Para asegurar parte del combustible de su fábrica, y principalmente el destinado a la central Termo-Eléctrica, se constituyó la Sociedad anónima Basauri, que tomó en arriendo la explotación de un grupo de minas de carbón en jurisdicción de Prado y Puente Almuhey, en la línea de los ferrocarriles de la Robla, permitiendo colocar en los departamentos de la fábrica de la Basconia este carbón directamente desde el apartadero instalado al pie de los pozos de extracción.

   Adquirió la Basconia 4.000 acciones de esta nueva Sociedad de 500 pesetas nominales cada una, satisfaciendo como primera entrega un dividendo pasivo del 25 por 100.

   Compró algunas parcelas de terrenos colindantes con sus talleres; adquirió la fábrica de hierro La Merced, de Guriezo provincia de Santander, de la que se hizo cargo en condiciones muy ventajosas.

   La producción de acero obtenida en el ejercicio, transformada en las variedades de fermachine, perfiles laminados, hojalata, chapa negra y aplomada, construcciones metálicas, chapas para buques de todas clases, chapas comerciales, galvanizadas, cubos y baños y palas de acero, fue colocada en el mercado, atendiendo a las demandas de sus clientes.

   Con cargo al fondo de renovación se invirtieron en el ejercicio que reseñamos la cantidad de 1.896.443 pesetas.

   En cumplimiento de la ley de Accidentes del trabajo abonó 112.982 pesetas por indemnizaciones y asistencia facultativa a sus obreros.

   Con el fin de acogerse a los beneficios de la ley de Retiros obreros, aseguró el personal en el Instituto Nacional de Previsión, con fecha 1 de Octubre de 1920.

   Durante el año 1920 abonó por gratificaciones y subvenciones destinadas a fines de cultura y beneficencia la cantidad de 126.962 pesetas.

   Los beneficios obtenidos durante el ejercicio importan la cantidad de 3.526.299 pesetas, a las que añadidas 333.686, remanente del ejercicio anterior, suman 3.859.986 pesetas, cuya aplicación fue la siguiente:
Fondo de amortización, 400.000 pesetas; fines estatutarios, impuestos, etc., 582.629; fondo de reserva, 600.000; ídem de previsión, 86.099; dividendo de 75 pesetas por acción, 1.350.000; remanente, 841.256 pesetas.

El Consejo de Administración lo componen:
Presidente, D. Juan T. de Candarías; vicepresidente, don José Joaquín de Ampuero; vocales: D. Vicente Llaguno, don José Galíndez, D. José F. de Lequerica, D. Valeriano Balzola, D. Joaquín de Lizárraga, D. Mauro Alonso y D. José María de Gondra; secretario, D. José Luis Costa.


Publicado en Abril de 1922 en EL FINANCERO.




martes, 28 de junio de 2016

Altos Hornos de Vizcaya.- 1922

Altos Hornos de Vizcaya.- 1922

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Vista general de las instalaciones.
   Tiene su domicilio esta Sociedad en Bilbao, calle Berástegui, 4, con un Comité en Madrid, calle de Serrano, 3, teniendo sus grandes instalaciones y talleres en Baracaldo y Sestao.

   Fue constituida por escritura pública ante el notario de Bilbao D. Francisco Hurtado de Saracho, el 29 de Abril de 19Ü2, por tiempo indefinido, siendo al presente su capital de 125 millones de pesetas, en 250.000 acciones de 500 pesetas, ampliación que fue acordada por la Junta extraordinaria celebrada en 30 de Enero de 1920, que amplió hasta dicha cifra la de cien millones de pesetas a que se elevó el primitivo capital social de 32.750.000 pesetas.

   El objeto de esta Sociedad es la explotación de las fábricas de hierro, acero y hoja de lata de Baracaldo y Sestao; las minas, contratos de suministro de material, etc., etc., como aportaciones de las Sociedades Altos Hornos y fabricas de hierro y acero de Bilbao, Sociedad anónima de Metalurgia y Construcciones Vizcaya, y Compañía Iberia. También ha adquirido recientemente la propiedad de la Sociedad minera Hulleras del Turón, que se constituyó en 1890 con un capital de cuatro millones de pesetas, en 8.000 acciones de 500 pesetas y obligaciones hipotecarias, con 5 por 100 de interés, quedando anexionada a la Sociedad Altos Hornos de Vizcaya.

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Fabrica de El Carmen en Baracaldo.
   Tiene en circulación las obligaciones siguientes: 49.300 de 500 pesetas, emitidas por la antigua Sociedad de Altos Hornos y Fábricas de hierro y acero de Bilbao, en Diciembre de 1882, con interés de 3 por 100, pagadero en 1 de Enero y 1 de Julio, amortizables en cincuenta años.

   14.000 de 500 pesetas, emitidas por la Sociedad Vizcaya, fusionada con Altos Hornos de Vizcaya en 30 de Noviembre de 1900, con interés de 4 por 100, pagadero por semestres, en iguales fechas que las anteriores, amortizables en treinta y un años.

   En 31 de Diciembre de 1920 quedan en circulación obligaciones por valor de 2.900.000 pesetas.

   Por acuerdo de la junta de 30 de Enero de 1920, se emitieron 50.000 obligaciones simples al portador, de 500 pesetas cada una, con 5 por 100 de interés, libre de impuestos, pagadero por semestres en 1 de Enero y 1 de Julio, habiéndose fijado el primer vencimiento en 1 de Julio de 1920, y amortizable a la par en treinta años o antes, quedando por amortizar 49.250 por un valor de 24.625.000 pesetas.

   Tiene constituidos importantes fondos de reserva y previsión en la forma siguiente:
Reserva estatuaria, 9.993.830 pesetas, y fondo de previsión, 2.982.775,34 pesetas.

   Los beneficios obtenidos y los dividendos satisfechos por anualidades a las acciones desde 1902 a 1920, son los siguientes:


                                              Dividendos
AÑOS             BENEFICIOS             Pesetas

1902             7.665.171,54               75
1903             7.239.908,63               75
1904             4.896.280,22               50
1905             5.030.879,18               50
1906             5.083.345,26               50
1907             6.872.876,98               60
1908             7.642.491,55               60
1909             7.919.266,76               65
1910             7.647.707,90               65
1911             7.435.405,20               65
1912            10.111.212,76              75
1913            10.199.373,99              75
1914              9.526.954,65              75
1915            10.929.034,06              75
1916            11.413.518,75              75
1917            15.320.149,09             100
1918            18.691.015                 150
1919            15.747.286,78               50
1920            15.664.892,17               50

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Fabrica de El Carmen en Baracaldo.
   He aquí el balance y cuenta de ganancias y pérdidas, correspondientes al año 1920, que es la última Memoria publicada:


Situación en 31 de Diciembre de 1920

ACTIVO                                                                              Pesetas
Caja y Bancos. ……………………………………………………………..     12.857.243,94
Efectos a cobrar. ………………………………………………………….       1.047.673,92
Valores en cartera. ……………………………………………………….     56.377.857,24
Cuentas deudoras. ……………………………………………………….      25.750.453,85
Existencias primeras materias y fabricación. ………………      15.606.926,67
Contratos de minerales y concesiones mineras (por memoria).         5
Terrenos, inmuebles y máquinas. ……………………………….       67.440.659,50
Buques. ………………………………………………………………………..          9.000.000
Acciones del Consejo en garantía. ………………………………          4.000.000
Acciones en cartera. …………………………………………………….        25.000.000
                                                                                  --------------------
                                                             Total………      217.080.820,12


PASIVO                                                                               Pesetas
Capital. …………………………………………………………………………      125.000.000

OBLIGACIONES EN CIRCULACIÓN:
Altos Hornos de Vizcaya. …………………………………………….        24.625.000
Extinguida Sociedad Altos Hornos. …………………………….          2.901.000
Fondo de reserva (estatutario). ………………………………….          9.993.830,25
Fondo de previsión. …………………………………………………….          2.982.775,34
Efectos a pagar. ………………………………………………………….          5.479.425,58
Cuentas acreedoras. …………………………………………………..        26.433.896,78
Consejeros: Cuentas de garantía. ……………………………..          4.000.000
Pérdidas y beneficios. …………………………………………………         15.664.892,17
                                                                                   -------------------
                                                            Total………..     217.080.820,12

Reparto de beneficios en 1920

                                                                                           Pesetas.
Beneficios a repartir. …………………………………………………..        15.664.892,17

DISTRIBUCIÓN:
Dividendo 10 por 100. ………………………………………………..          10.000.000
Atenciones estatutarias. ……………………………………………..           2.819.680,58
Fondo de previsión. ……………………………………………………..          2.845.211,59
                                                                                    -------------------
                                              Total igual. ………….....      15.664.892,17

ALTOS HORNOS DE VIZCAVA.- Casas baratas para obreros en Baracaldo.

   Instituciones de previsión y enseñanza. -Las imposiciones en la Caja de Ahorros al terminar el año 1920 ascienden a 701.170,20 pesetas, distribuidas en 562 libretas, lo que representa un promedio de 1.247,66 pesetas por imponente.

   La Caja de Retiros, sostenida con fondos de la Sociedad, atendió en dicho año a 90 jubilados y ha proporcionado socorro a 84 familias de otros tantos obreros fallecidos a consecuencia de enfermedades comunes.

   En la clínica del Hospital, a cargo de renombrados especialistas de garganta, nariz y oídos, se ha tratado a 8.111 pacientes.

   La clínica especial de Obstetricia y Ginecología, que venía funcionando desde 1 de Enero de 1920, ha prestado asistencia a 288 pacientes.

   El importe total de lo invertido por la Sociedad en instituciones benéficas y de enseñanza asciende a 671.934,31 pesetas.

   En cumplimiento de la ley de Accidentes del trabajo, se han satisfecho 226.661,72 pesetas por indemnizaciones y asistencia hospitalaria en el Sanatorio propiedad de la Sociedad, a 802 obreros lesionados.

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Sanatorio en Baracaldo.

   Forman el Consejo de Administración de esta Sociedad el Conde de Zubiría, presidente; Marqués de Chávarri, primer vicepresidente; D. Faustino Rodríguez San Pedro, segundo vicepresidente; D. Alfredo de Anduiza, D.José María de Chávarri, D. Víctor de Chávarri, D. Federico de Echevarría, Conde de Eleta, D. Alejandro de Gandarias, D.Juan T. de Candarías, D. Restituto de Goyoaga, Marqués de Arriluce de Ibarra, Conde del Moral de Calatrava, D. José María de San Martin, Marqués de Urquijo, D. Juan Manuel de Urquijo, Marqués de Amurrio, D. Fernando de Zubiría, D. Rafael de Zubiría y D. José Joaquín de Ampuero, vocales; D. Guillermo de Ipiña, secretario.

   El Comité de Madrid lo forman: D. Faustino Rodríguez San Pedro, presidente; Sres. D. Juan Barat, Marqués de Urquijo, D. Juan Manuel Urquijo, Conde de Eleta, Conde del Moral de Calatrava y D. J. T. Gandarias, vocales; jefe administrativo y gerente, D. Gregorio Prados Urquijo; jefe facultativo, D. Pedro Arisqueta; director de la fábrica de Baracaldo, D. Alfonso Churruca, y director de la fábrica de Sestao, D. Antonio Echevarría.


   Breves notas sobre otros interesantes aspectos de la Sociedad Altos Hornos de Vizcaya. -Para el mayor conocimiento de la potencialidad de tan importante Sociedad, diremos que en 1915 acordó formar una flota de tonelaje suficiente para transportar el carbón que necesita para sus fábricas, adquiriendo cinco vapores al objeto.

   Torpedeados el Marqués de Urquijo y el Víctor Chávarri, la Sociedad encargó a la Sociedad Española de Construcción Naval, en Sestao, la construcción de cuatro barcos de 4.700 toneladas cada uno, y habiendo sido ya entregados, la flota se compone de ocho buques, con 33.000 toneladas de carga, y cuyos nombres son: Conde de Zubiría, Faustino R. San Pedro, Fernando L. de Ibarra, Jaime Girona, José Villalonga, Marqués de Chávarri, Marqués de Urquijo y Víctor de Chávarri.

   En la Junta general extraordinaria de 30 de Enero de 1920 acordó la compra de la totalidad de las acciones de las Sociedades Fábricas de San Francisco del Desierto y Astilleros del Nervión, cuya adquisición se ha hecho con participación por parte de la Sociedad Española de Construcción Naval, que ha tomado a su cargo los astilleros de Nervión.

   Para atender a los desembolsos que supone la compra expresada, se han emitido las acciones y obligaciones necesarias.

   No sólo se ocupa esta Sociedad de sus asuntos industriales y de sus negocios, sino que, atenta también al aspecto social y al bienestar del obrero, tiene establecidas las siguientes instituciones benéficas:

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de párvulos en Baracaldo.
Escuela de párvulos y de instrucción primaria. -Con una matrícula de 2.021 niños y niñas, hijos de obreros y empleados de la Sociedad, que costea su sostenimiento.

Escuela de Artes y Oficios. -Con 1.380 matriculados de ambos sexos en cada una. Se crearon por los Ayuntamientos de Baracaldo y Sestao, hallándose subvencionadas por Altos Hornos de Vizcaya.

Cooperativas de consumo. -Para el suministro de comestibles, bebidas, ropa y calzado.

   La Sociedad ejerce el patronato sobre las dos establecidas en Baracaldo y Sestao, que disponen de edificios propios, cuentan con 3.237 socios y tienen una marcha próspera. Las ventas ascendieron a 4.238.040 pesetas el año 1916, en constante progresión hasta la fecha.

   De la importancia y grandiosidad de las instalaciones industriales de la Sociedad Altos Hornos de Vizcaya, así como de las principales instituciones que tiene establecidas a favor de sus obreros, como Sanatorio, Escuelas, etc., podrán formarse idea nuestros lectores por los fotograbados que acompañan a estas notas.

ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Plano de su emplazamiento.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Plano de la planta baja.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Plano de la planta principal.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Fachada posterior.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Fachada principal.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
El patio.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Accesos a las aulas.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Una de sus aulas.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Alumnos en el patio.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Letrinas.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Escalera acceso y fuente.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Duchas.
ALTOS HORNOS DE VIZCAYA.- Escuelas de Baracaldo.
Cubierta en el patio.

Publicado en Abril de 1922 en: EL FINANCIERO.